frases Llegadas y Salidas: MAIQUETÍA SIMÓN BOLÍVAR - VENEZUELA
RSS
Durante mis largas horas de transbordo, invierto el tiempo imaginando la vida de los demás.

MAIQUETÍA SIMÓN BOLÍVAR - VENEZUELA



Al percatarme del robo corrí con todos éstos pensamientos a buscar un Guardia Nacional que no encontré en todo el pasillo y que agradeceré y contaré lo bien que me atendieron después. También corrí a encontrar alguna autoridad afuera del pasillo internacional y en la calle, pero no encontré ninguno y ya seguro habían pasado los minutos suficientes para que los ladrones salieran del área del Aeropuerto. Tuve la suerte de haber sacado el pasaporte del maletín y tenerlo arriba en pasaje de mano, junto a algo de dinero que también saqué del maletín para el bolsillo, por lo que pude viajar.



Dentro de unos sentimientos indescriptibles de dolor, mal rato, impotencia ante la inseguridad organizacional, pregunté donde rellenar la denuncia y me respondieron amablemente, efectivos de la guardia, que tenía que esperar hasta las 5 a.m., poco tiempo antes de la salida de mi vuelo, cuando llegaría el efectivo que toma las denuncias de robo en el Aeropuerto, en el salón de la Guardia Nacional en el pasillo a la derecha de la entrada internacional.

 Un empleado del Aeropuerto me dijo que se repiten a diario con el mismo modus operandi. Al no encontrar en varios minutos a ningún efectivo de seguridad y al no poder poner la denuncia de inmediato, me enfrenté a la catástrofe que significa esto antes de un viaje. Pensé en los cientos de viajeros que casi a diario como yo, viven un mal rato así. Pude por fin motivar al funcionario para tomar rápido mi denuncia a las 5 am en punto, y así tuve una positiva experiencia del oficial Camejo, un efectivo joven, atento, eficiente, comprensivo, con conocimiento y quien además calmaba mi angustia, entre lo ocurrido y la cercanía de la salida de mi vuelo, acompañándome para adelantarme en la cola de chequeo de la guardia. Me explicó que se pediría el vídeo para tratar de lograr la identificación y que lo iba a agilizar, como una labor de patria para evitar continúen estos robos. Señor Comandante del Aeropuerto y de la Guardia, felicite a Cedeño por la labor cumplida Teléfono 0414-517.3656 y al Capitán Jonathan Rosales Teléfono 0424-375.4267, su superior, que aunque no pude hablar con él, por no encontrarse, entiendo esta dando el apoyo a su equipo y a Cedeño en el caso.




Quiero el peso de todo el gobierno con toda la logística del Estado para que lo que me ocurrió, no le pase a nadie más. Pido todo el peso de los cuerpos de seguridad del Estado, Comandante de la Guardia, Director del Aeropuerto, Ministros del Gobierno, Presidente de la República, y si es necesario al mismísimo Dios Cristiano, que es Todopoderoso para que hagan justicia sobre el ladrón y para que no más jóvenes, viejos, mujeres, hombres, ejecutivos, estudiantes y turistas pierdan su viaje o pasen por un trauma como está ocurriendo casi a diario en los pasillos del Aeropuerto Internacional de Maiquetía.

Ya que estoy seguro es un problema que tiene solución y que el Ejecutivo tomará todas las medidas necesarias y que mi caso será para el beneficio de tantos usuarios inocentes del Aeropuerto.





Que Dios le ampare y que disfrute de los embutidos que llevaba dentro del objeto sustraído.

Un Antonio Pérez López cualquiera.